[Skip to Content]
Find care at Nemours Children's HealthDoctorsLocations

Hacer trabajo voluntario

Revisado por: Lavisha Pelaez, MPH
  • Listen
      mp3

Ofrecerte como voluntario

El trabajo voluntario puede ser muy beneficioso. Puedes llegar a cambiar vidas, incluso la tuya.

Cuando te ofreces como voluntario:

  • Abres tu mente. Aprendes nuevas habilidades, como trabajar en equipo y fijar metas. Puedes descubrir en qué te destacas y tener ideas de profesiones para el futuro. Cuando trabajas como voluntario, las personas dependen de ti; por lo tanto, aprendes a ser responsable. El trabajo en un proyecto de voluntariado suele reunir a personas de diferentes estratos y habilidades. Tal vez hagas nuevos amigos con personas que comparten tus intereses y valores. O quizás conozcas adultos que pueden transformarse en buenos formadores.
  • Te sientes bien. Puedes ver la capacidad que tienes para cambiar las cosas para mejor. Puedes sentirte orgulloso de tu aporte. Hacer trabajo voluntario puede mantenerte concentrado en hacer algo significativo, especialmente si tienes muchas preocupaciones o cosas en mente. Y no te aburrirás. 
  • Adquieres experiencia. Cuando buscas trabajo o aplicas a una universidad, haber hecho trabajo voluntario da una muy buena impresión. Les demuestras a los demás (y a ti mismo) que crees en una causa, que eres confiable y que puedes ser puntual. También demuestras tu compromiso para ayudar a hacer del mundo un lugar mejor.

Cómo hacer trabajo voluntario

Hay lugares que necesitan voluntarios. Y necesitan ayuda con una gran variedad de tareas. Tendrás muchas oportunidades de encontrar algo que puedas hacer.

He aquí algunas ideas:

  • Ayuda a los niños a aprender y crecer. Conviértete en un Hermano o Hermana mayor (por medio de la organización Big Brothers Big Sisters), guía de campamento o voluntario de un programa después del horario escolar. Ayudar en una Olimpíada especial puede ser reconfortante si quieres pasar tiempo con niños que tienen necesidades especiales.
  • Ofrece tu ayuda durante las fiestas. Sirve la cena a las personas sin techo, ofrécete como voluntario en el banco local de alimentos o distribuye juguetes entre los niños. Puedes ofrecerte en una iglesia, un templo, una mezquita u otro lugar de culto.
  • Juega con las mascotas de un refugio de animales local. La mayoría de los refugios dependen de voluntarios para mantener felices y en forma a los perros y gatos. (Y mientras estés paseando a los perros también estarás haciendo ejercicio).
  • Ofrécete como voluntario para una campaña política. ¿Te interesa la política? Descubre cómo funcionan las cosas del otro lado. Aunque no puedas votar, puedes trabajar para que tu candidato resulte electo. No importa si es una votación para la presidencia o para alcalde.
  • Ayuda al medio ambiente. Únete a un grupo de conservación del medio ambiente y ayuda con el cuidado de un río. Participa de una jornada de limpieza en el parque local. Hasta podrías ayudar en una oficina de un parque.
  • Apoya una causa relacionada con la salud. Muchos de nosotros conocemos a personas que tienen problemas de salud, como cáncer o diabetes. Puede ser gratificante ofrecer tu tiempo a una organización que recaude fondos para la investigación, ofrezca comidas o ayude a las personas enfermas.

Algunos voluntarios optan por combinar las cosas que les apasionan. Por ejemplo, si te encantan los niños y eres bueno con las actividades manuales, podrías liderar un proyecto de arte para los pacientes más pequeños del hospital local.

Cuánto tiempo requiere el trabajo voluntario

Algunas organizaciones benéficas o sin fines de lucro prefieren que te comprometas con una cantidad de horas fijas por semana o cada quince días. Si tus horarios no te lo permiten, busca una organización que tenga un proyecto de todo un día, como una caminata, una carrera o un día de limpieza. O, si tienes más tiempo para ofrecerte, podrías pasar una semana, un mes o incluso todo un verano haciendo una pasantía. Es una gran forma de sumergirte de lleno en una actividad. Podrás ver los avances y los resultados. Además, es una manera de forjar relaciones de amistad con otros voluntarios.

Por dónde empiezo para hacer trabajo voluntario

Una vez que decidas lo que quieres hacer y cuándo podrás hacerlo, pon manos a la obra. Busca en línea o comunícate con una organización de tu comunidad para saber si necesitan voluntarios. Pregúntales a tus amigos o familiares si tienen alguna idea. El personal de la escuela o la biblioteca local también pueden orientarte.

Debes estar listo para responder preguntas como las siguientes:

  • ¿Por qué quieres ofrecerte como voluntario aquí?
  • ¿Cuándo puedes ofrecerte?

Es buena idea que también prepares preguntas que quieras hacer. Tal vez podrías averiguar lo siguiente:

  • ¿Qué se espera de mí como voluntario?
  • ¿Qué tipo de capacitación ofrecen?
  • ¿Puedo ver a otros voluntarios en acción para saber cómo es el trabajo?

Una vez que hayas comenzado con el trabajo voluntario, podrás decidir si es una buena opción. Algunas personas encuentran lo que les gusta de inmediato y continúan haciéndolo durante años o incluso durante toda la vida. Otras prueban diferentes cosas antes de encontrar lo que les gusta hacer. Y algunas personas optan por la diversidad y hacen diferentes tipos de trabajo voluntario cada año. 

Sin importar lo que decidas hacer, tal vez descubras que el trabajo voluntario es una experiencia sumamente gratificante.

Revisado por: Lavisha Pelaez, MPH
Fecha de revisión: abril de 2022