[Skip to Content]
Find care at Nemours Children's HealthDoctorsLocations

Enfermedad inflamatoria intestinal

  • Listen
      mp3

¿Qué es la enfermedad inflamatoria intestinal?

La enfermedad inflamatoria intestinal (EII) hace que partes del intestino se pongan rojas y se inflamen. Se trata de una afección crónica, lo que significa que dura mucho tiempo o que va y viene constantemente.

Hay dos tipos de enfermedad inflamatoria intestinal: la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa. Estas enfermedades tienen mucho en común, pero también presentan diferencias importantes:

  • La enfermedad de Crohn puede afectar a cualquier parte del tubo digestivo, desde la boca hasta el ano (por donde salen las heces). La enfermedad de Crohn lesiona toda la pared intestinal.
  • La colitis ulcerosa afecta solo al intestino grueso, que también se llama "colon". Provoca llagas, que reciben el nombre de "úlceras", en el revestimiento interno del colon.

¿Cuáles son los signos y los síntomas de la enfermedad inflamatoria intestinal? 

Los síntomas más frecuentes de la enfermedad inflamatoria intestinal son el dolor abdominal y la diarrea. Otros síntomas incluyen los siguientes:

  • sangre en el inodoro, en el papel higiénico o en las heces
  • fiebre
  • falta de energía
  • pérdida de peso

La aparición de los síntomas se denomina crisis.

La enfermedad inflamatoria intestinal puede hacer que para algunas personas sea difícil obtener todas las calorías y la nutrición que necesitan. Algunos niños y adolescentes quizá crezcan más lento o empiecen la pubertad más tarde. La enfermedad inflamatoria intestinal puede causar otros problemas, tales como erupciones, afecciones oculares, dolor articular, artritis y problemas hepáticos (en el hígado).

¿Cuál es la causa de la enfermedad inflamatoria intestinal?

La causa exacta de la enfermedad inflamatoria intestinal no está clara. Lo más probable es que sea una combinación de factores genéticos, inmunitarios y ambientales lo que desencadena la inflamación. La dieta y el estrés pueden empeorar los síntomas, pero probablemente no sean la causa de la enfermedad inflamatoria intestinal.

La enfermedad inflamatoria intestinal tiende a ser hereditaria (darse por familias). Sin embargo, no todas las personas con enfermedad inflamatoria intestinal tienen un familiar que la padece. Puede ocurrir a cualquier edad, pero se suele diagnosticar en adolescentes y adultos jóvenes.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad inflamatoria intestinal?

Si presentas cualquiera de los síntomas de la enfermedad inflamatoria intestinal, es importante que vayas al médico. El médico te examinará y te preguntará por tus síntomas, tus antecedentes médicos, la salud de tu familia y los medicamentos que tomas. 

Es posible que el médico indique hacer análisis de sangre, de heces, radiografías y otras pruebas, y que observe si hay sangre en las heces.

El médico quizá necesite ver el estómago y los intestinos con un endoscopio, que es un tubo largo y delgado con una cámara en el extremo. En una colonoscopía, el médico introduce ese tubo a través del ano para verificar si hay inflamación, sangrado o úlceras en el colon. En una endoscopía superior, el médico pasa el tubo a través de la garganta para ver el estómago y el intestino delgado. Durante el procedimiento, el médico podría tomar pequeñas muestras de tejido. Estas muestras se envían a un laboratorio para que las analicen.

¿Cómo se trata la enfermedad inflamatoria intestinal?

La enfermedad inflamatoria intestinal se trata con medicamentos, cambios en la dieta y, a veces, con una cirugía. El objetivo del tratamiento es aliviar los síntomas, prevenir otros problemas y crisis en el futuro, y, en lo posible, curar la inflamación intestinal.

La enfermedad inflamatoria intestinal se trata con medicamentos antiinflamatorios, como los esteroides, para reducir la inflamación. Si estos no mejoran los síntomas, el médico podría recetar otros medicamentos denominados "inmunomoduladores" o "biológicos". Estos se dirigen al sistema inmunitario para detener la inflamación.

Los médicos también pueden recetar antibióticos para prevenir o tratar infecciones. Las personas que tienen enfermedad inflamatoria intestinal deben consultar siempre con su médico antes de tomar un antidiarreico.

Las personas con enfermedad inflamatoria intestinal deben comer alimentos saludables, beber abundante líquido y evitar los alimentos que empeoran los síntomas. Un dietista puede ayudarlas a armar la dieta más adecuada. Si te han diagnosticado una enfermedad inflamatoria intestinal, puedes llevar un diario de alimentación para descubrir cuáles son los alimentos que empeoran tus síntomas.

La enfermedad inflamatoria intestinal puede retrasar la pubertad o generar problemas de crecimiento en algunos adolescentes debido a la falta de apetito, las diarreas y la incapacidad para digerir los nutrientes. Algunos adolescentes pueden necesitar suplementos de vitaminas y minerales, como el calcio o la vitamina D. Alguien que no está creciendo como corresponde quizá necesite bebidas o batidos especiales para mejorar la nutrición.

En ocasiones, cuando los síntomas no mejoran con la medicación, las personas con enfermedad inflamatoria intestinal necesitan una cirugía. Una cirugía podría ser necesaria también en los siguientes casos:

  • si hay una perforación en el intestino
  • si hay una obstrucción intestinal
  • si hay una hemorragia que no se puede detener

¿Qué más debería saber?

Muchas personas con enfermedad inflamatoria intestinal tienen períodos de tiempo con pocos síntomas o sin síntomas. Habla con tu médico sobre qué puedes hacer para sentirte mejor durante las crisis. Debido a que el estrés puede empeorar los síntomas, es importante dormir bien y manejar el estrés de manera positiva. El yoga, la meditación, las técnicas de respiración y relajación, la música, el arte, el baile, la escritura o hablar con un amigo pueden ser de ayuda.

Si te sientes triste o estás preocupado, habla con tus padres, tu médico u otro adulto de confianza. También puede ser de ayuda hablar con un terapeuta o con otro especialista en salud mental.

A medida que te vayas haciendo mayor, podrás ir adquiriendo una mayor responsabilidad en el cuidado de tu propia salud. Tomar la medicación para la enfermedad inflamatoria intestinal, cuidarte y tener una actitud positiva te ayudarán a mantener el rumbo.

También puedes encontrar más información y apoyo por Internet en este sitio:

Fecha de revisión: septiembre de 2021