[Skip to Content]
Find care at Nemours Children's HealthDoctorsLocations

Problemas de crecimiento

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
  • Listen
      mp3

¿Te sientes como si fueras la persona más baja de tu clase? Los chicos y las chicas de baja estatura pueden tener la sensación de que no encajan en su grupo de iguales, igual que los chicos que maduran antes, que se sienten raros por ser los primeros en tenerse que afeitar, o que las chicas a quienes les viene la menstruación antes que a sus amigas.

En la mayoría de los casos, los adolescentes de baja estatura solo lo son porque están madurando físicamente un poco más despacio que sus amigos. O es posible que sus padres sean más bajos y lo hayan heredado de ellos. 

De todos modos, en algunas ocasiones, hay una razón médica de que algunas personas crezcan más despacio de lo normal.

¿En qué consiste crecer con normalidad?

Los niños y los adolescentes crecen y atraviesan la pubertad en momentos diferentes. En las niñas, la pubertad se suele iniciar entre los 7 y los 13 años de edad. La mayoría de los niños la suelen iniciar un poco más tarde: entre los 9 y los 15 años.

Las chicas se vuelven más formadas en la zona de las caderas y se les empiezan a desarrollar los pechos (o senos). Por lo general, unos dos años después de que se les empiecen a desarrollar los senos, las chicas empiezan a menstruar, es decir, les viene el período menstrual, coloquialmente conocido como "la regla". El pene y los testículos de los chicos aumentan de tamaño, y aparece vello en la zona púbica y axilar tanto en los chicos como en las chicas. Los chicos se vuelven más musculosos, les empieza a crecer barba en la cara y se les agrava u oscurece la voz. Durante la pubertad, tanto los chicos como a las chicas dan un estirón.

¿Qué puede enlentecer el crecimiento?

Algunos adolescentes se desarrollan mucho antes que sus amigos (lo que se llama "pubertad precoz"). Hay otros que se pueden desarrollar mucho más tarde que otra gente de la misma edad. Esto recibe el nombre de "pubertad tardía".

Los niños y los adolescentes pueden no crecer tan deprisa como sus compañeros de edad por muchos motivos. Si eres de baja estatura, tal vez solo tengas una estatura baja familiar (genética). En otras palabras, padres de baja estatura tienden a tener hijos de baja estatura. Si tu médico considera que estás creciendo de forma sostenida y madurando sexualmente según lo esperable para tu edad, entonces lo más probable es que crezcas con normalidad, aunque tal vez seas algo más bajo que una persona promedio.

Los adolescentes que tienen un retraso constitucional del crecimiento crecen a un ritmo normal de pequeños, pero se quedan atrás y no inician el desarrollo propio de la pubertad hasta muchos después que sus iguales. Las personas con retraso constitucional del crecimiento tienen una maduración física tardía. 

Si un niño o un adolescente podría tener un retraso constitucional del crecimiento, su médico le puede pedir una radiografía de la muñeca y compararla con una radiografía de lo que se considera un valor promedio para su edad. Los adolescentes con retraso constitucional del crecimiento tienen huesos de aspecto más juvenil de lo esperable para su edad. Estos adolescentes harán el estirón más tarde y seguirán creciendo y desarrollándose hasta más tarde. Suelen alcanzar el nivel de desarrollo físico de su grupo de iguales cuando son unos adultos jóvenes. 

Los adolescentes pueden crecer más despacio si:

  • no reciben una cantidad suficiente de proteínas, calorías y otros nutrientes a través de la dieta
  • tienen una afección médica crónica (de larga duración), como problemas renales, en el corazón o en los intestinos
  • padecen la enfermedad de las células falciformes

Seguir el plan de tratamiento elaborado por su médico puede ayudar a los adolescentes con problemas médicos a crecer mejor. 

¿Qué son los trastornos del crecimiento?

Los adolescentes también pueden tener problemas de crecimiento por otros motivos. El crecimiento está controlado por hormonas que fabrica el cuerpo. Muchas enfermedades del sistema endocrino, que está compuesto por glándulas que fabrican hormonas, pueden afectar al crecimiento.

Las glándulas endocrinas liberan hormonas que viajan por el cuerpo a través del torrente sanguíneo. El hipotálamo (una parte del cerebro) controla una glándula llamada "hipófisis", que se encarga de fabricar algunas de las hormonas que controlan tanto el crecimiento como el desarrollo sexual. El estrógeno y la testosterona son dos hormonas importantes que dirigen el desarrollo sexual y la función sexual y que también desempeñan un papel en el crecimiento.

El hipotiroidismo puede causar un crecimiento lento porque la glándula tiroidea no fabrica una cantidad suficiente de hormona tiroidea, que es necesaria para que se produzca un crecimiento normal. Un análisis de sangre puede indicar si una persona tiene una concentración baja de hormona tiroidea. Algunas causas del crecimiento lento son de tipo genético (un problema relacionado con los genes de la persona). Por ejemplo, el Síndrome de Turner es una afección genética que puede afectar a las chicas. Se debe a la ausencia de un cromosoma X o a la presencia de un cromosoma X anormal. Las chicas con síndrome de Turner tienden a ser de baja estatura y no atraviesan las etapas normales del desarrollo sexual porque sus ovarios (encargados de fabricar los óvulos y las hormonas sexuales femeninas) no maduran, de modo que no funcionan como deberían funcionar.

Otra afección que puede llevar a tener una estatura considerablemente baja es el enanismo. Cuando una persona tiene enanismo, sus huesos y sus cartílagos no crecen con normalidad. En muchos tipos de enanismo, las piernas y los brazos son cortos y parecen estar desproporcionados con respecto al resto del cuerpo.

¿Qué es una deficiencia de la hormona del crecimiento?

Una deficiencia de la hormona del crecimiento es un trastorno del crecimiento relacionado con las hormonas que regulan el crecimiento. En esta afección, participa la hipófisis, una pequeña glándula ubicada en la base del cerebro que fabrica la hormona del crecimiento junto con otras hormonas. Si la hipófisis no fabrica una cantidad suficiente de esta hormona, el crecimiento se enlentece o se detiene. Los niños y los adolescentes con deficiencia de la hormona del crecimiento crecen menos de dos pulgadas (o 5 centímetros) al año. 

Esta deficiencia ocurre cuando la hipófisis y/o el hipotálamo están lesionados o no funcionan como deberían funcionar. Una persona puede nacer con este trastorno o lo puede desarrollar después debido a una lesión en la cabeza, una infección cerebral o una operación cerebral. Los tumores ubicados cerca de la hipófisis, como los craneofaringiomas, también pueden lesionar el hipotálamo y la hipófisis y enlentecer el crecimiento. 

De todos modos, en la mayoría de los casos, se desconoce la causa de la deficiencia de la hormona del crecimiento. 

¿Qué hacen los médicos?

Tu médico ha controlado tu crecimiento desde que eras un bebé. Si dejaras de crecer según lo que cabría esperar, tu médico te hará una exploración física y es posible que te pida unos análisis de sangre especiales y radiografías de los huesos de la muñeca.  

Tu médico también se fijará en los patrones de crecimiento presentes en tu familia. Los adolescentes con baja estatura familiar tienen padres de baja estatura. Y los adolescentes con retraso constitucional del crecimiento suelen tener parientes cercanos de maduración tardía. 

Las afecciones del crecimiento, como tener una baja estatura familiar o un retraso constitucional del crecimiento, no suelen requerir ningún tratamiento especial. Los suplementos vitamínicos o las dietas especiales no harán que una persona afectada por una de estas afecciones crezca más o más deprisa. 

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
Fecha de revisión: enero de 2021