[Skip to Content]
Find care at Nemours Children's HealthDoctorsLocations

Anestesia: Qué esperar

Revisado por: Amy W. Anzilotti, MD
  • Listen
      mp3

Si te harán una cirugía o un procedimiento médico, probablemente tengas muchas preguntas sobre la anestesia, como la forma en que te la darán y cómo te sentirás.

Lo que ocurra dependerá del tipo de procedimiento al que te sometas y del tipo de anestesia que usen contigo. Hay varios tipos distintos de anestesia:

  • General: te quedarás completamente "dormido".
  • Regional: perderás la sensibilidad en una zona grande del cuerpo.
  • Local: perderás la sensibilidad en una parte pequeña del cuerpo

Las anestesias general y regional se usan en hospitales y en centros de cirugía. Quienes administran estos medicamentos son médicos (anestesistas) o enfermeros (enfermeros anestesistas) especialmente formados en anestesiología. Los profesionales de la salud pueden administrar anestesia local en sus consultorios y clínicas. A veces, un paciente puede recibir una combinación de diferentes tipos de anestesia.

¿Qué ocurre antes de la anestesia?

Antes de recibir cualquier tipo de anestesia, conocerás al médico o al enfermo que te la vaya a administrar. Para saber cuál es el mejor tipo de anestesia para ti, te harán preguntas sobre tus antecedentes médicos, los medicamentos que tomas, si consumes drogas o alcohol y si tienes alergias. También te preguntarán si ha habido alguien en tu familia que haya tenido alguna vez problemas con la anestesia. Es muy importante responder a todas las preguntas de la forma más sincera y minuciosa posible.

El médico o el enfermero te explorará y es posible te que pida algunas pruebas (como radiografías, análisis de sangre o pruebas de laboratorio).

El médico o el enfermero te indicarán cuánto tiempo antes de recibir la anestesia debes dejar de comer y beber. Es posible que también tengas que dejar de tomar algunos medicamentos. Te puede resultar difícil tener que dejar de beber y de comer cuando quieres hacerlo, pero es muy importante que sigas las instrucciones al pie de la letra. En algunos tipos de anestesia, si el estómago de un paciente contiene alimentos o bebidas, estos podrían ser inhalados o aspirados por los pulmones, lo que puede causar graves problemas. Sin embargo, debes beber líquidos claros hasta el momento en que debas dejar de beber.

¿Qué ocurre durante la anestesia?

Lo que ocurre durante la anestesia depende del tipo de anestesia que se use:

Anestesia general: cuando un paciente recibe anestesia general, estará completamente inconsciente (o "dormido"). No puede sentir ningún tipo de dolor, no es consciente de que lo están operando ni recordará nada de lo que ocurra mientras estaba "dormido". Los pacientes pueden recibir anestesia general por vía intravenosa (VI: dentro de una vena) o inhalarla por la nariz y la boca. Mientras estén dormidos y bajo anestesia general, les colocarán un tubo en la garganta para ayudarlos a respirar. 

Anestesia regional: este tipo de anestesia se inyecta cerca de un conjunto de nervios de la columna vertebral. Esto hace que un área extensa del cuerpo pierda la sensibilidad y deje de sentir el dolor. Los tipos más frecuentes de anestesia regional son las epidurales (utilizadas con frecuencia durante los partos), los bloqueos espinales y los bloqueos de los nervios periféricos (cuando el medicamento se inyecta cerca de un nervio o conjunto de nervios para bloquear la sensación de dolor en una zona específica del cuerpo). El anestesista decidirá qué tipo de técnica regional es la adecuada para ti.

Anestesia local: la anestesia local elimina la sensibilidad en una parte pequeña del cuerpo (por ejemplo, una mano o una parte de la piel). Se puede administrar en forma de inyección, espray o pomada. Se puede usar en los procedimientos dentales, al poner puntos de sutura o para reducir el dolor de un pinchazo.

Sin importar el tipo de anestesia que recibas, te observarán atenta y constantemente para tener la seguridad de que estás cómodo y seguro.

Antes de que te den la anestesia, los médicos y enfermeros hablarán contigo para despejar cualquier miedo que puedas tener. A veces, los pacientes reciben sedación antes de que les coloquen una VI (vía intravenosa) o de que los anestesien. Este medicamento, que se administra por boca o por espray nasal, los ayuda a relajarse y a adormilarse.

¿Qué ocurre después de la anestesia?

Necesitarás tiempo para recuperarte de la anestesia. 

Si te han puesto anestesia local o regional, la zona dormida o insensible empezará poco a poco a recuperar la sensibilidad. En ese momento, es posible que sientas alguna molestia. Según el procedimiento al que te hayas sometido y de si te sedaron, es posible que puedas volver a casa al cabo de unas pocas horas.

Las personas que reciben anestesia general pasan a la unidad de cuidados postanestesia (UCPA) después de una operación o un procedimiento médico. En la UCPA, los médicos y los enfermeros observan atentamente a los pacientes mientras se despiertan. Un padre (u otro cuidador) se podrá quedar contigo dentro de esta unidad. Seguramente estarás adormilado durante una o dos horas. Algunas personas tienen molestias digestivas, están irritables o confundidas cuando se despiertan. Es posible que tengan la garganta seca debido al tubo que les colocaron para que pudieran respirar. 

Cuando estés completamente despierto y te hayan controlado el dolor, te dejarán salir de la UCPA. Algunas personas vuelven a casa el mismo día de la operación, pero otras se quedan en el hospital.

Tu médico o enfermero hablará contigo antes de darte el alta para que puedas volver a casa. Te indicará cuándo debes volver para una visita de seguimiento, qué medicamentos debes tomar (si es necesario) y de qué cosas deberás estar pendiente.

Llama a tu médico si ocurre lo siguiente:

  • presentas sangrado, enrojecimiento o pus donde en la zona del procedimiento o la operación 
  • tienes fiebre superior a 101 ºF (38,3 ºC)
  • presentas un dolor que no se alivia con los medicamentos que te haya recetado tu médico o el dolor es muy intenso
  • no puedes beber líquidos por boca
  • estás vomitando

¿Qué más debería saber?

Antes del día de la operación o procedimiento, es posible que quieras hacerle las siguientes preguntas a tu médico o cirujano:

  • ¿Puede estar uno de mis padres conmigo antes de la operación? Si es así, ¿hasta cuándo?
  • ¿Me puede acompañar uno de mis padres mientras me anestesian?
  • ¿Qué tipo de anestesia me pondrán?
  • ¿Cómo me pondrán la anestesia: a través de un pinchazo, por VI, una mascarilla o un tubo?
  • ¿Me sedarán antes de anestesiarme?
  • ¿Cuánto tiempo durará la operación?
  • ¿Seguiré teniendo una vía intravenosa (VI) o esteré conectado a monitores u otro tipo de equipo después de que me operen?
  • ¿Cuánto tiempo tardaré en despertarme por completo de la anestesia general o en recuperar la sensibilidad en la zona anestesiada si me ponen anestesia local o regional?
  • ¿Sentiré dolor o malestar (como náuseas o vómitos) después de la operación? Si es así, ¿cuánto me durará y qué se podrá hacer para aliviarme el malestar?
  • ¿Cuánto tiempo después de la operación podré ver a mi familia?
  • ¿Cuánto tiempo después de la operación podré volver a casa?
  • ¿Cuánto tiempo después de la operación podré comer, beber, ir a la escuela o conducir?

Antes de salir del hospital, te darán instrucciones sobre tu proceso de recuperación en casa y sobre la visita de seguimiento con el cirujano. Habla con el cirujano o el anestesista sobre qué esperar después de operarte y cómo estar lo más cómodo posible.

La anestesia es muy segura. En los hospitales y centros de cirugía actuales, profesionales muy bien preparados usan una amplia variedad de medicamentos modernos y una tecnología de monitoreo extremadamente eficaz para tener la seguridad de que los pacientes están estables y lo más cómodos que sea posible antes, durante y después de cualquier procedimiento.

Revisado por: Amy W. Anzilotti, MD
Fecha de revisión: agosto de 2022