[Skip to Content]
Find care at Nemours Children's HealthDoctorsLocations

Medicarse con insulina para la diabetes

Revisado por: Tal Grunwald, MD
  • Listen
      mp3

La insulina es una hormona que se fabrica en el páncreas y que ayuda al azúcar (glucosa) a entrar en las células del cuerpo, que la usan como fuente de energía. Todas las personas con una diabetes tipo 1 y algunas personas con una diabetes tipo 2 necesitan medicarse con insulina artificial como parte de su tratamiento. 

¿Por qué algunas personas necesitan medicarse con insulina?

Las personas con diabetes tipo 1 se deben medicar con insulina porque su cuerpo no la puede fabricar. Algunas personas con una diabetes tipo 2 necesitan insulina a pesar de que su páncreas sí que la fabrica, porque sus cuerpos no responden con normalidad a esta sustancia. 

Sin suficiente cantidad de insulina, el azúcar en sangre sube demasiado, lo que puede ser nocivo. Medicarse con insulina ayuda a mantener el azúcar en sangre dentro de unos márgenes saludables. 

Tipos de insulina

Hay 5 tipos de insulina: de acción rápida, de acción corta, de acción intermedia, de acción prolongada y de acción ultraprolongada

Cada una de ellas difiere en:

  • lo deprisa que empieza a actuar (inicio)
  • cuándo funciona mejor (pico máximo)
  • durante cuánto tiempo actúa (duración)

El equipo médico que atiende la diabetes de su hijo les explicará los tipos de insulina que necesita su hijo. Diseñarán un plan de medicación para ayudar a mantener las concentraciones de glucosa en sangre de su hijo dentro de unos márgenes saludables en la mayor medida posible. 

¿Cómo se medican con insulina las personas con diabetes?

Los niños se pueden medicar con insulina mediante inyecciones (con una jeringuilla o un bolígrafo previamente rellenado) o mediante una bomba de insulina (un pequeño aparato que funciona con pilas y que se lleva puesto). 

Si su hijo necesita medicarse con insulina, el equipo médico les informará sobre las inyecciones de insulina y la bomba de insulina. Los ayudarán a tomar una decisión sobre cuál de ambas es la mejor para su hijo. 

Prepárese para obtener azúcares en sangre altos y bajos

El plan de control de la diabetes les ayudará a saber qué dosis de insulina debe administrar a su hijo y cuándo. La meta consiste en medicar a su hijo con la cantidad adecuada de insulina y en el momento adecuado, encontrando un equilibrio entre su azúcar, la comida que ingiere y su nivel de actividad física. 

A veces, la dosis calculada que usted le administre a su hijo puede ser mayor que la que necesita su hijo, haciendo que le baje demasiado el azúcar en sangre (hipoglucemia). O puede ocurrir lo contrario, que la dosis que le administre sea insuficiente, lo que hará que su azúcar en sangre suba demasiado (hiperglucemia). Todas las personas con diabetes tendrán azúcares en sangre demasiado altos y demasiado bajos de tanto en tanto, incluso aunque estén siguiendo al pie de la letra su plan de control de la diabetes. Por eso, tanto su hijo como cualquier persona que cuide de él deben saber reconocer los signos del azúcar en sangre demasiado alto o demasiado bajo, cómo medir el azúcar en sangre y cómo reaccionar ante unos valores inadecuados. 

La insulina de cara al futuro

Ahora, la gente con diabetes depende de medicarse con inyecciones de insulina o de llevar puesta una bomba de insulina. Un día habrá más opciones disponibles. Los científicos están trabajando duro para encontrar nuevas maneras de administrar insulina. Por ejemplo, existe una versión inhalable de insulina disponible para los adultos, pero no para los niños. El equipo médico que lleva a su hijo los ayudará a mantenerse bien informados sobre los nuevos tratamientos que se vayan desarrollado para la diabetes.

Revisado por: Tal Grunwald, MD
Fecha de revisión: marzo de 2022