[Skip to Content]
Find care at Nemours Children's HealthDoctorsLocations

Primeros auxilios: Quemaduras solares

Revisado por: Melanie L. Pitone, MD
  • Listen
      mp3

Una quemadura solar puede ocurrir después de estar 15 minutos al sol, pero el enrojecimiento de la piel y las molestias pueden no aparecer hasta pocas horas después. Las quemaduras solares repetidas pueden llevar a tener cáncer de piel. Exponerse al sol sin protección es incluso más peligroso para niños que tienen lunares o pecas, piel y pelo muy claros o antecedentes familiares de cáncer de piel.

Signos y síntomas

Leves:

  • enrojecimiento y calor en la piel
  • dolor
  • picor 

Graves:

  • enrojecimiento de la piel
  • dolor y ardor en la piel 
  • inflamación
  • dolor de cabeza
  • náuseas
  • fiebre y escalofríos
  • mareos

¿Qué hacer?

  • Retire a su hijo del sol inmediatamente. 
  • Haga que su hijo se dé una ducha o un baño de agua fresca (no fría), o aplíquele compresas frescas con la frecuencia con que lo necesite. 
  • Dele más líquidos que de costumbre durante los próximos 2 a 3 días. 
  • Dele a su hijo ibuprofeno o paracetamol siguiendo las instrucciones del prospecto si lo necesitara a fin de aliviarle el dolor. 
  • Póngale crema hidratante o gel de aloe para aliviarle las molestias. 
  • Cuando salgan al exterior, cubra antes por completo todas las áreas quemadas para proteger la piel del sol hasta que estén completamente curadas. 

Haga que su hijo reciba ayuda médica urgente si:

  • la quemadura solar contiene ampollas o es extremadamente dolorosa 
  • a su hijo se le ha hinchado la cara debido a una quemadura solar 
  • la quemadura solar cubre un área extensa 
  • su hijo tiene fiebre o escalofríos después de haberse quemado 
  • su hijo tiene dolor de cabeza, confusión o sensación de que se va a desmayar 
  • su hijo presenta signos de deshidratación (mucha sed, poco pis y sequedad ocular y de la boca) 

¡Anticipar es la mejor prevención!

  • Evite que su hijo se exponga al sol en verano entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde.
  • Haga que su hijo lleve ropa que lo proteja del sol, gafas de sol y gorra. 
  • Aplíquele un protector solar con protección UVB y UVA con un factor de protección solar (FPS) mínimo de 30. 
  • Aplíquele el protector solar de 15 a 30 minutos antes de iniciar la exposición solar y 30 minutos después de iniciarla, luego vuélvaselo a aplicar después de que su hijo haya estado sudando o nadando. 
  • Aunque la mejor forma de proteger del sol a bebés de hasta 6 meses de edad consiste en mantenerlos en zonas que estén a la sombra, puede usar cantidades reducidas de protector solar (con un FPS mínimo de 30) sobre pequeñas áreas de piel que se expongan al sol, como la cara. 
Revisado por: Melanie L. Pitone, MD
Fecha de revisión: junio de 2022