[Skip to Content]
Find care at Nemours Children's HealthDoctorsLocations

Primeros auxilios: Rigidez de cuello

Revisado por: Kate M. Cronan, MD
  • Listen
      mp3

Las rigideces de cuello no asociadas a otros síntomas pueden estar causadas por distensiones musculares de poca importancia que pueden ocurrir al dormir en una posición extraña o al mirar hacia abajo para usar el teléfono durante demasiado tiempo seguido. 

Si su hijo tiene rigidez de cuello acompañada de fiebre y dolor de cabeza, podría tratarse de algo más grave. Por ejemplo, la meningitis es una infección muy poco frecuente de las membranas que recubren el cerebro y la médula espinal que causa rigidez de cuello, dolor de cabeza y fiebre. 

¿Qué hacer?

Si su hijo tiene rigidez de cuello, o le duele el cuello, pero no tiene fiebre u otros síntomas: 

  • colóquele un paño húmedo y caliente en el cuello con la frecuencia con que lo necesite 
  • dele paracetamol o ibuprofeno para el dolor 
  • llame al médico si los síntomas duran más de unos pocos días 

Haga que su hijo reciba cuidados médicos si tiene rigidez de cuello y: 

  • ha sufrido una lesión hace poco 
  • le ha picado una garrapata durante el último mes 
  • tiene fiebre (o una temperatura más baja de lo normal en los bebés).
  • parece estar muy cansado o adormilado 
  • está muy inquieto o irritable (o no hay forma de consolarlo)
  • tiene un dolor de cabeza que le dura mucho tiempo
  • está vomitando
  • tiene una erupción cutánea
  • tiene síntomas gripales 
  • es un bebé y tiene una succión débil, un llanto agudo o un bulto que el sobresale en una fontanela de la cabeza 

¡Anticipar es la mejor prevención!

  • Póngale a su hijo todas las vacunas recomendadas cuando le toque, sobre todo la antimeningocócica, que protege contra la bacteria que causa la meningitis. 
  • Ayude a su hijo a evitar las picaduras de garrapata: 
    • Use repelente de insectos (con no más del 10% al 30% de concentración de DEET). 
    • Revise a su hijo y a las mascotas de la familia en busca de garrapatas. 
    • Asegúrese de que su hijo lleva manga larga y pantalones largos en exteriores donde abunden las garrapatas. 
  • Haga que su hijo evite las actividades y los equipos que lo exponen a lesionarse el cuello. 
Revisado por: Kate M. Cronan, MD
Fecha de revisión: Febrero de 2019