[Skip to Content]
Find care at Nemours Children's HealthDoctorsLocations

Primeros auxilios: Desmayos

Revisado por: Kate M. Cronan, MD
  • Listen
      mp3

Un desmayo es una pérdida temporal de la conciencia que ocurre cuando no llega suficiente cantidad de sangre al cerebro debido a un descenso de la tensión arterial. La tensión arterial puede bajar debido a la deshidratación, a un cambio rápido de postura, el hecho de estar de pie o sentado durante mucho tiempo seguido, o la visión repentina de algo que asusta (como la sangre).

Es importante recibir ayuda médica para averiguar qué ha causado el episodio de desmayo y ayudar a prevenir que vuelva a ocurrir de nuevo. 

Signos y síntomas

Una persona que está a punto de desmayarse, puede tener:

  • mareos
  • sensación de desfallecimiento
  • palidez
  • inestabilidad 
  • cambios en la vista
  • ritmo cardíaco acelerado (taquicardia) o irregular
  • sudoración
  • náuseas y/o vómitos

¿Qué hacer?

Independientemente de que su hijo esté a punto de desmayarse o se acabe de desmayar: aflójele la ropa que le vaya apretada, asegúrese de que el lugar donde están está bien ventilado, pásele una toallita fresca por a cara y no lo deje ponerse de pie ni andar hasta que se encuentre mucho mejor. 

Si parece que su hijo se va a desmayar:

  • Haga que se acueste o que se siente colocando la cabeza entre las rodillas.

Si su hijo se acaba de desmayar: 

  • Haga que se acueste plano con los pies ligeramente elevados. No mueva a su hijo si cree que en la caída puede haberse lesionado. 

Póngase en contacto con el médico de su hijo sobre cualquier episodio de desmayo que tenga. 

Haga que su hijo reciba ayuda médica urgente si:

  • se ha caído al desmayarse y puede haberse lesionado 
  • está teniendo dificultades para hablar, para ver o para moverse
  • tiene dolor de pecho o latidos rápidos o irregulares
  • está teniendo convulsiones
  • estaba activo físicamente cuando se ha desmayado 

¡Anticipar es la mejor prevención! 

Asegúrese de que su hijo:

  • beba abundantes líquidos, sobre todo si hace calor o mientras está activo físicamente 
  • tome descansos y estire las piernas lo máximo posible cuando esté de pie o sentado durante largos períodos de tiempo 
  • respire lentamente dentro de una bolsa de papel cuando esté ansioso y respirando demasiado deprisa 
  • evite ambientes demasiado calurosos, atiborrados de gente o congestionados
Revisado por: Kate M. Cronan, MD
Fecha de revisión: junio de 2018