[Skip to Content]
Find care at Nemours Children's HealthDoctorsLocations

Coronavirus (COVID-19): Preguntas y respuestas sobre las vacunas

  • Listen
      mp3

¿Deben los niños recibir la vacuna contra el COVID-19?

Sí, las vacunas contra el COVID-19 son seguras y efectivas y ahora están disponibles para personas mayores de 5 años. Las vacunas de refuerzo se recomiendan para adultos y niños mayores de 12 años. Todas las personas elegibles deben recibir la vacuna contra el COVID-19 y la vacuna de refuerzo lo antes posible.

De forma ocasional, una persona que se ha vacunado puede, de todas maneras, contagiarse con el virus o incluso presentar síntomas leves. Estos casos se conocen como “casos de infección en vacunados". Pero la vacuna es muy efectiva para prevenir enfermedades graves, hospitalizaciones y muertes por COVID-19.

¿Las vacunas contra el COVID-19 son seguras para los niños?

Hasta ahora, todos los estudios realizados en niños muestran que las vacunas contra el COVID-19 son muy seguras. Las vacunas pasan por pruebas estrictas antes de poder ser usadas por la población. Millones de niños estadounidenses ya están completamente vacunados y no se han identificado problemas de seguridad graves.

¿Cuántas dosis de vacuna necesitan los niños?

La mayoría de los niños reciben dos dosis iniciales de la vacuna, con al menos 3 semanas de diferencia entre una dosis y otra. Algunos niños con un sistema inmunitario débil (debido a algunas enfermedades o medicamentos) necesitan una tercera dosis 28 días después de la segunda para crear una respuesta inmunitaria fuerte.

Como muchas otras vacunas, la efectividad de la vacuna contra el COVID-19 puede disminuir con el tiempo. Una dosis de refuerzo ayuda a "aumentar" la eficacia de las vacunas y maximizar la protección. Se recomienda que todas las personas mayores de 12 años reciban una vacuna de refuerzo 5 meses después de la dosis inicial. Los niños con sistemas inmunitarios comprometidos (débiles) reciben la vacuna de refuerzo 3 meses después de las dosis iniciales.

¿Qué efectos secundarios pueden causar las vacunas contra el COVID-19?

Como sucede con muchas otras vacunas, las vacunas contra el COVID-19 pueden causar efectos secundarios leves, como dolor en el brazo, dolor de cuerpo, dolor de cabeza, fiebre o cansancio durante uno o dos días. Estos son signos de que el sistema inmunitario está respondiendo a la vacuna y está desarrollando inmunidad al virus. No son motivo de preocupación.

¿Podría una persona contraer COVID-19 a partir de una vacuna contra el COVID-19?

No, las personas no pueden contraer COVID-19 a partir de una vacuna contra el COVID-19. Las vacunas contienen un segmento del material genético del coronavirus. No contienen todo el virus. Por lo tanto, las personas que reciben una vacuna no pueden desarrollar COVID-19 a partir de ella.

¿Puede una mujer recibir la vacuna contra el COVID-19 si está embarazada o amamantando?

Las mujeres embarazadas o en período de lactancia pueden y deben recibir la vacuna contra el COVID-19. Ahora se sabe que la vacuna es segura para este grupo de personas. Por otro lado, enfermarse con COVID-19 no es seguro. Las mujeres embarazadas que contraen COVID-19 tienen un mayor riesgo de sufrir una enfermedad grave que las mujeres que no están embarazadas. Por eso, los expertos recomiendan que las mujeres embarazadas completamente vacunadas también reciban una dosis de refuerzo de la vacuna.

¿Es seguro que alguien reciba la vacuna contra el COVID-19 si ya ha tenido COVID-19?

Sí, una persona puede y debe recibir una vacuna incluso si ha tenido COVID-19. No se conocen riesgos de recibir la vacuna después de haber estado infectado con el virus del coronavirus. Debido a que no sabemos cuánto tiempo dura la inmunidad de una persona después de haberse infectado con el virus, también es importante vacunarse.

¿Pueden los niños recibir la vacuna contra el COVID al mismo tiempo que sus vacunas anuales?

Sí. De hecho, la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP) sugiere que los niños reciban las vacunas de rutina junto con la del COVID-19. Esto es especialmente importante si los niños no recibieron algunas vacunas durante la pandemia.

Fecha de revisión: enero de 2022