[Skip to Content]
Find care at Nemours Children's HealthDoctorsLocations

Síndrome de Down

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
  • Listen
      mp3

Algunos bebés nacen con síndrome de Down. Los niños con síndrome de Down suelen tener tanto problemas médicos como problemas de aprendizaje. Pero muchos niños con síndrome de Down pueden ir a escuelas ordinarias, hacer amigos, disfrutar de la vida y conseguir trabajo cuando sean mayores. 

Recibir una ayuda especial lo antes posible, a menudo desde que son bebés o niños muy pequeños, puede ser la clave para que las personas con síndrome de Down puedan llevar vidas más saludables, más felices y más independientes. 

¿Cuál es la causa del síndrome de Down?

Para entender por qué ocurre el síndrome de Down, necesitas saber algunas cosas sobre los cromosomas. ¿Qué son los cromosomas? Son unas estructuras en forma de filamento que contienen todas las células de nuestros cuerpos y que están compuestas por genes. Los genes contienen información sobre cómo serán nuestros rasgos, desde el color del pelo hasta si seremos niños o niñas. 

La mayoría de las personas tienen 23 pares de cromosomas, la mitad proceden de su mamá y la otra mitad de su papá, es decir, 46 cromosomas en total. Pero los bebés que nacen con síndrome de Down tienen un cromosoma de más (47 en vez de 46) o bien un cromosoma provisto de una parte adicional. Este material genético sobrante causa problemas en la manera en que se desarrolla el cuerpo de una persona con síndrome de Down. 

Probablemente ya habrás visto a personas con síndrome de Down. Estas personas comparten ciertos rasgos físicos, como tener una cara más plana de lo normal y los ojos achinados. Suelen ser más bajas que la mayoría de las personas de su edad.

El síndrome de Down es algo con lo que nace una persona. Los médicos no están seguros de por qué este problema cromosómico ocurre en algunos bebés. No se trata de algo malo que hizo la mamá o el papá del bebé antes de que este último naciera. Cualquier persona puede tener un bebé con síndrome de Down.

Los problemas de salud son frecuentes

Aproximadamente la mitad de los bebés con síndrome de Down nacen con "anomalías cardíacas", es decir, con problemas en el corazón. Esto significa que sus corazones no se formaron correctamente, por ejemplo, pueden tener un agujero donde no lo debería haber. Los médicos suelen corregir este tipo de problemas de corazón con operaciones. Algunos bebés tienen problemas intestinales que también se tienen que operar.

Los niños con síndrome de Down son más proclives a contraer infecciones que afectan a los pulmones y a la respiración. Pueden presentar problemas oculares y/o de oído, así como problemas digestivos, como el estreñimiento. Algunos pueden tener leucemia, un tipo de cáncer. Cada persona con síndrome de Down es diferente y es posible que presente solo uno de los problemas que acabamos de mencionar, varios de ellos o todos a la vez. 

Algunos niños con síndrome de Down tienden a crecer y a desarrollarse más despacio que los demás niños. Suelen empezar a caminar o a hablar más tarde que otros bebés. Las ayudas especiales, como la fisioterapia y la logopedia, pueden dar a estos niños un empujón en sus habilidades para andar o para hablar.

¿Cómo es la vida para un niño con síndrome de Down?

Muchos niños con síndrome de Down estudian en escuelas ordinarias y van a clases ordinarias. Algunos necesitan clases especiales en las áreas donde tienen más problemas de aprendizaje. Los papás del niño colaboran con los profesores y otros profesionales para elaborar un plan sobre la forma más adecuada de facilitarle el proceso de aprendizaje. A los niños con síndrome de Down también les gusta jugar. Hacen deporte y participan en distintas actividades, como las clases de música o de baile. 

Los niños con síndrome de Down tienen un aspecto diferente, pero quieren que los traten de la misma manera que quiere cualquier niño: con respeto, justicia y amistad. 

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
Fecha de revisión: enero de 2021